Buscar en JurisChile

Frases exactas, use comillas. Ejemplo "Jurisprudencia de Chile". Más consejos aquí

jueves, 18 de julio de 2019

Tutela laboral. Termino de la relación laboral y vulneración a la garantía de indemnidad laboral.

Valparaíso, dieciséis de marzo de dos mil dieciocho. 

VISTO, OIDO Y CONSIDERANDO: 

PRIMERO: Que, LESLI YOSEFIN DUBIAO DIAZ, garzona, y EDWIM ANTONIO MADRIZ GARCIA, garzón, ambos domiciliados en calle Chiloé N°1295, departamento 1217, Santiago, de conformidad a lo dispuesto en los artículos 485 y siguientes del Código del Trabajo, interponen denuncia en Procedimiento de Tutela Laboral con Ocasión del Despido, Nulidad del Despido y Cobro de Prestaciones Laborales en contra de INVERSIONES HUASTA LIMITADA, empresa del giro actividad restaurante, Representada por GEREMIAS ILDEBRANDO JARA OCROSPOMA, ambos domiciliados para estos efectos en Avenida Uruguay N° 426, Valparaíso, solicitando al tribuna acogerla y declarar que el despido del que fueron objeto ha sido vulnerando la garantía de indemnidad del artículo 485 del Código del Trabajo, por lo que la demandada deberá pagarles las siguientes prestaciones: 1. A LESLI YOSEFIN DUBIAO DIAZ Por concepto de Nulidad del Despido: a. Que se declare que el despido del cual he sido objeto adolece de Nulidad, y se aplique la sanción correspondiente ordenado a la demandada pagar remuneraciones y demás prestaciones que se devenguen desde la fecha del despido hasta la fecha en que la demandada pague la totalidad de las cotizaciones de seguridad social, y éstas se encuentren expresamente informadas de acuerdo a lo señalado en el inciso sexto del artículo 162 del Código del Trabajo, todo conforme a la ley, pudiendo calcular la duración del presente juicio en 6 meses, por la suma de $ 1.980.000.- pesos. Por Procedimiento de Tutela: 1. Indemnización Especial contemplada en el artículo 489 inciso tercero segunda parte del Código del Trabajo, en su máximo de 11 remuneraciones mensuales, equivalente a la suma de $3.360.000.- pesos. 1. Indemnización Sustitutiva del aviso previo, por la suma de $330.000.- pesos. 2. Por concepto de feriado proporcional equivalente a 9.08 días corridos, ascendente a la suma de $99.880.- pesos. . A EDWIM ANTONIO MADRIZ GARCIA. Por concepto de Nulidad del Despido: a. Que se declare que el despido del cual he sido objeto adolece de Nulidad, y se aplique la sanción correspondiente ordenado a la demandada pagar remuneraciones y demás prestaciones que se devenguen desde la fecha del despido hasta la fecha en que la demandada pague la totalidad de las cotizaciones de seguridad social, y éstas se encuentren expresamente informadas de acuerdo a lo señalado en el inciso sexto del artículo 162 del Código del Trabajo, todo conforme a la ley, pudiendo calcular la duración del presente juicio en 6 meses, por la suma de $ 1.980.000.- pesos. Por Procedimiento de Tutela: 1. Indemnización Especial contemplada en el artículo 489 inciso tercero segunda parte del Código del Trabajo, en su máximo de 11 remuneraciones mensuales, equivalente a la suma de $3.360.000.- pesos. 2. Indemnización Sustitutiva del aviso previo, por la suma de $330.000.- pesos. 3. Por concepto de feriado proporcional equivalente a 9.08 días corridos, ascendente a la suma de $99.880.- pesos. Todo lo anterior con reajustes e intereses de acuerdo a lo señalado en los artículos 63 y 173 del Código del Trabajo; y Costas de la causa. O bien, las sumas que el tribunal determine, conforme al mérito del proceso. 

Nulidad de despido, pago de prestaciones y vulneración de garantía de indemnidad laboral.

Santiago, veintiséis de mayo de dos mil diecisiete. 

PRIMERO: Que comparece don JUAN CARLOS PASSI LEAL, Jefe de Playa de Estacionamiento, domiciliado en Comas Sola N° 2757, Villa Isabel Riquelme, comuna de Maipú, e interpone denuncia de tutela laboral por vulneración de la garantía de indemnidad con ocasión del despido, interponiendo asimismo en forma conjunta de acuerdo a lo prescrito en el artículo 489 del Código del Trabajo, acción de nulidad de despido y cobro de prestaciones y de cotizaciones previsionales, en contra de su ex empleador, la empresa Sociedad de Inversiones Laguna del Agua Dulce Ltda., representada legalmente por doña Francisca Mekis Martínez, ignora profesión, ambos domiciliados en calle Padre Mariano 323, Providencia. Señala que, comenzó a trabajar para la denunciada el 01 de octubre de 2010, desempeñándose desde aquel momento como Jefe de Playa de Estacionamiento en el Estacionamiento ubicado en calle Padre Mariano 323, Providencia. Afirma que, desde el primer momento, arbitraria e ilegalmente, la demandada lo sometió en apariencia a un régimen de pagos ajeno a la realidad puesto que aun cuando en los hechos percibía una remuneración mayor, en sus liquidaciones de remuneración y pagos previsionales se reflejaba una situación de pagos inferior a la realidad. Así es como en la realidad lo que convinieron fue que su remuneración estaría compuesta por los siguientes estipendios mensuales: Sueldo base en un inicio por la suma de $ 450.000.-, llegando al término de la relación laboral a un monto aproximado de $ 500.000.-, mas la gratificación legal equivalente a un 25% del sueldo base con tope de 4,75 IMM., la que en el hecho jamás se pagó. De esta forma, y para todos los efectos indemnizatorios conforme al Art. 172 del Código Laboral, sus ingresos mensuales ascendían a la suma de $ 601.927.- Expone que en el último año, en su contrato de trabajo y luego en sus liquidaciones de remuneración, se contemplaba un sueldo equivalente al ingreso mínimo mensual por cifras que mutaron desde los $ 165.000.-, al comienzo de la relación laboral hasta los $ 257.500.-, que se reflejaron en los últimos meses de vigencia de la relación laboral.- A su vez, de acuerdo a lo realmente convenido y pagado por la denunciada en su cuenta como sueldo base, que como ha dicho osciló en el tiempo entre los $450.000 y $500.000.-, dicho monto nada alcanzaba a pagar por concepto de gratificación, según lo convenido verbalmente con su empleadora; en el papel se reflejaba por este concepto sólo un 25% del ingreso mínimo, sin considerar el tope de los 4.75 ingresos mínimos mensuales, toda vez que su sueldo base en la realidad superaba dicho límite. Agrega que es evidente que con este ardid, se le pagaba e imponía por una suma claramente menor que la pactada. Indica también que, pese a que trabajaba por sobre las 45 horas semanales, jamás se pagaron sus horas extraordinarias, pese a haber laborado en exceso por sobre su jornada de trabajo, a razón de dos horas extras diarias. Durante el tiempo trabajado para la denunciada y hasta el primer semestre de 2016, todo marchaba relativamente bien. No obstante ello, desde aproximadamente a comienzos de agosto de 2016, comenzó a sentir diferentes dolores en sus hombros, lo cual le llevó a recibir tratamiento médico en la ACHS, donde ya que tenía los tendones desgarrados se le informó que se evaluaría una posible operación, junto con calificar el origen de sus dolencias. Así las cosas y de acuerdo a lo señalado por la ACHS, se le otorgó una citación para el día 07 de septiembre de 2016 con doña Claudia Soledad Márquez Flores, en el centro  asistencial Maipú de la ACHS, ubicado en Avenida Pajaritos 2521, para que se determinara por la ACHS si su padecimiento tenía o no origen laboral. El día indicado, y cuando lo van a atender le preguntan, ¿qué hace usted acá? Intrigado le responde que tenía una citación para que lo atendieran, y a eso le responden pero si usted renunció a su derecho mediante una carta fechada al 30 de agosto de 2016. Acto seguido le enseñan la famosa carta la que apenas la vio pudo darse cuenta que jamás había sido hecha por él, sino que su firma había sido falsificada, teniendo serias sospechas que su jefa, doña Francisca Mekis, tenía que ver con esto. De conformidad a lo anterior es que con fecha 23 de septiembre de 2016 estampó una denuncia. Relata que, con el correr de las semanas, la situación descrita se tornó cada vez más difícil, pues debió encarar a su jefa por lo sucedido quien solo se fue en evasivas negando rotundamente los hechos, donde se generó derechamente una situación hostil lo que lo llevó a manifestarle respecto de todas las situaciones ilegales que se estaban generando, donde la falsificación de su firma fue la gota que rebalsó el vaso. Señala que, días antes del 21 de octubre de 2016, y en razón de su denuncia ante la Inspección del Trabajo, se apersonó una Fiscalizadora en la empresa realizando la respectiva fiscalización de las materias solicitadas en razón de los hechos denunciados, enterándose la representante de la demandada y su personal, que esta acción era consecuencia de sus reclamaciones. Una vez efectuada la fiscalización, e ignorando aun que pudo haber ocurrido, curiosamente con fecha 21 de octubre de 2016, doña Francisca Mekis lo encara de manera no apropiada y le señala que es su deber retirar la denuncia que había interpuesto ante la Inspección del Trabajo, a lo cual se niega rotundamente. Refiere que, como única consecuencia de la aludida solicitud de fiscalización ante la Inspección Comunal del Trabajo de Providencia, en especial a consecuencia del acto mismo de fiscalización en el lugar en el cual prestaba servicios, donde la fiscalizadora de la Inspección del Trabajo se entrevistó personalmente con doña Francisca Mekis, donde una vez concluida la entrevista nada le señaló, sino hasta que con fecha 21 de octubre de 2016 siendo aproximadamente las 11:50 am en su lugar de trabajo  doña Francisca Mekis se presenta en el lugar y lo encara furiosa aludiendo a la denuncia efectuada y la entrevista de fiscalización, acto seguido le presenta un proyecto de finiquito, el cual no aceptó, procediendo a continuación en un acto de directa represalia frente a su legítima denuncia a despedirlo verbalmente sin expresión de causa legal, manifestándole que se fuera de inmediato del lugar, siendo despedido en el hecho en forma arbitraria e ilegal, razón por la cuál se dirigió a la Inspección del Trabajo donde no pudo estampar un reclamo administrativo en razón de que por esos días la Inspección se encontraba en paro nacional, razón por la cual dejó una constancia de despido ante la 19° Comisaría de Providencia de Carabineros de Chile. Agrega que, recién con fecha 25 de octubre de 2016, pudo estampar su reclamo el cual lleva el número 1324/2016/25759, quedando citado para un Comparendo que se llevó a cabo con fecha 24 de noviembre de 2016. Indica que, al cabo de varios días con fecha 08 de noviembre de 2016, le llega una carta de despido que fue enviada además de forma extemporánea, o sea una vez transcurridos con creces los tres días que prevé el inciso segundo del artículo 162 del Código del Trabajo.

domingo, 14 de julio de 2019

Servidumbre minera y contrato especial de operación para la exploración y explotación de yacimientos de hidrocarburos

Santiago, cuatro de julio de dos mil diecinueve.

 VISTO: 

Ante el Primer Juzgado Civil de Punta Arenas, en autos Rol Nº 1.422-2016, por sentencia de dos de junio de dos mil diecisiete, se acogió la demanda interpuesta por Geopork Fell SPA en contra de Ganadera Kimiri Aike y Compañía Limitada, declarando constituida la servidumbre de ocupación que describe, fijándose en la suma de 3.000 unidades de fomento la indemnización que la actora deberá pagar, con costas. Conociendo de un recurso de apelación deducido por la demandada, una de las Salas de la Corte de Apelaciones de Punta Arenas, por decisión de dieciséis de octubre de dos mil diecisiete, la confirmó. En contra de esta última resolución la misma parte dedujo recurso de casación en el fondo, solicitando su invalidación y la consecuente dictación de una de reemplazo que rechace la demanda de constitución de servidumbre minera. Se ordenó traer los autos en relación. CONSIDERANDO: 

Unidad económica empresarial y subterfugio. Empleador y procedimiento de liquidación.

Santiago, cuatro de julio de dos mil diecinueve. 

Visto: 

En estos autos Rit O-534-2018, Ruc 1640057502-2, del Juzgado de Letras del Trabajo de La Serena, por sentencia de veintiséis de septiembre de dos mil diecisiete, se rechazó la demanda de declaración de unidad económica empresarial y subterfugio interpuesta por siete demandantes en contra de cinco empresas demandadas, dando lugar a la demanda de despido indirecto formulada por los actores sólo en contra de la Compañía Minera Linderos Ltda., condenándola al pago de las indemnizaciones sustitutiva y por años de servicios, remuneraciones adeudadas, con los recargos, reajustes e intereses legales procedentes, de conformidad con lo dispuesto en los artículos 63 y 173 del Código del Trabajo, y el pago de las cotizaciones de seguridad social adeudadas hasta el término de la relación laboral. Se rechazó, asimismo, la demanda de nulidad de despido. Los actores dedujeron recurso de nulidad en contra de dicho fallo, invocando, en lo que interesa, la causal contemplada en el artículo 477 del Código en relación con los artículos 162 y 171 del mismo cuerpo legal, y una sala de la Corte de Apelaciones de La Serena, con fecha veinte de julio de dos mil dieciocho, lo acogió, y en sentencia de reemplazo, dio lugar a la demanda de nulidad de despido, condenando a la referida demandada al pago de las remuneraciones y cotizaciones de seguridad social desde la fecha del despido indirecto hasta la convalidación del mismo. En relación a esta última decisión, la demandada dedujo recurso de unificación de jurisprudencia, solicitando que se lo acoja y se dicte la de reemplazo que describe. Se ordenó traer estos autos en relación. Considerando:

domingo, 7 de julio de 2019

Responsabilidad extracontractual y accidente laboral.

Santiago, veintiuno de junio de dos mil diecinueve. 

Vistos: 

Se reproduce la sentencia en alzada, con las siguientes modificaciones: a) Se elimina del motivo duodécimo, la frase que comienza con la expresión “…sin embargo…” y termina con la palabra “solicitada.”, la que se elimina. b) Lo anterior se extiende también a los dos últimos párrafos del considerando décimo cuarto. c) Se prescinde del tercer párrafo de la reflexión vigésimo quinta. d) En el caso de la reflexión vigésimo sexta, se desecha en su totalidad y, e) Se reemplaza la expresión “la demandada” por “las demandadas°, en el considerando octavo. Y se tiene, en su lugar y, además, presente: 

Responsabilidad civil extracontractual a consecuencia de un incendio.

Santiago, veintiséis de junio de dos mil diecinueve. 

VISTO: 

En este procedimiento ordinario sobre indemnización de perjuicios Rol Nº 37.020-2010 del Cuarto Juzgado Civil de Santiago, caratulado "Forestal Celco S.A. con Empresa Eléctrica de la Frontera S.A.", mediante sentencia de dieciséis de noviembre de dos mil quince, escrita a fojas 2300 y siguientes, el juez suplente del referido tribunal rechazó la demanda, sin costas. Apelado el fallo por la actora, arbitrio al que adhirió la demandada, la Corte de Apelaciones de esta ciudad, en pronunciamiento de ocho de febrero de dos mil diecisiete que se lee a fojas 2320 y siguientes, lo confirmó. En contra de esta última decisión, el demandante interpuso recursos de casación en la forma y en el fondo. Se trajeron los autos en relación.  CONSIDERANDO: