Frases exactas, use comillas. Ejemplo "frase exacta". Más consejos aquí

lunes, 25 de noviembre de 2013

Plazo para reclamar de liquidaciones tributarias. Reclamo judicial no es vía idónea para impugnar resolución que denegó pretensión de nulidad administrativa

Santiago, cuatro de noviembre de dos mil trece.

Vistos y teniendo presente:

Primero: Que en lo principal de fs. 131, el abogado don Francisco Manuel Zenon Cataldo Araya, en representación de la contribuyente Blanca Vivar González, dedujo recurso de casación en el fondo en contra de la sentencia de veintidós de agosto de dos mil trece, escrita de fs. 127 a 128 vta., que confirmó el fallo de primer grado que declaró inadmisible, por improcedente, la reclamación impetrada en contra de la Resolución Exenta N° 37/2013 de 18 de febrero de 2013, que denegó lugar a la solicitud de anulación de liquidaciones por Revisión de la Actuación Fiscalizadora.

Segundo: Que tal decisión, en concepto del recurrente, configura la infracción del artículo 123 bis del Código Tributario. Explica que se siguieron dos clases de procedimientos distintos por la contribuyente, uno de Revisión de la Actuación Fiscalizadora, y otro de anulación en virtud de lo prevenido en la Ley sobre Procedimiento Administrativo, citando al efecto los artículos 2, 41, 53 y 54 de dicha ley. Indica que respecto de las liquidaciones 8 a 19 de 03 de junio de 2011, la contribuyente tiene el derecho de opción de solicitar una reposición administrativa, o Revisión de la Actuación Fiscalizadora, que fue ejercida y resuelta a través de la Resolución Exenta N° 8076/2011, de 15 de noviembre de 2011; y el derecho de pedir la anulación de las liquidaciones, cuestión que también pretendió, y que fue desestimada mediante la Resolución Exenta N° 37/2013 de 18 de febrero de 2013.
Luego de este preámbulo señala el arbitrio que lo reclamado es esta última resolución, que se pronuncia sobre la petición de anulación de las liquidaciones, pretensión que encuadra dentro de las materias reclamables a la luz de lo prevenido por el artículo 124 del Código Tributario, ya que en este caso se persiguió el ejercicio de las facultades que el artículo 6 letra B) N° 5 del Código Tributario le confiere al Director Regional, para corregir vicios o errores manifiestos que inciden en el pago de un impuesto. Por ello, lo decidido por los jueces del fondo constituye una vulneración de los artículos 123 bis y 124 del Código Tributario, ya que se consideró que la contribuyente, debiendo ejercer la reposición administrativa no lo hizo, ni reclamó dentro del término legal, precluyendo su derecho, yerro que, de no haber ocurrido, habría llevado al tribunal de segundo grado a revocar lo decidido en primera instancia y ordenar la continuación del procedimiento.
Tercero: Que la sentencia impugnada, que confirma la de primer grado, establece en sus motivo primero, segundo, tercero y cuarto los siguientes hechos: 1) Que se emitieron las liquidaciones N° 8 a 19, notificadas por cédula el 03 de junio de 2011 por diferencias de impuesto al valor agregado, reintegro de impuesto a la renta, impuesto de primera categoría e impuesto global complementario; 2) Que la actora no presentó reclamo en contra de las liquidaciones en cuestión dentro del plazo establecido en el artículo 124 del Código Tributario; 3) Que vencido el plazo para reclamar presentó una solicitud de Revisión de la Actuación Fiscalizadora, decidida a través de la Resolución Exenta N° 8076 de 15 de noviembre de 2011; y 4) Que el 21 de diciembre de 2011 se presenta una solicitud de Revisión de la Actuación Fiscalizadora en que se pide la anulación administrativa de las liquidaciones en comento, rechazada mediante la Resolución Exenta N° 37/2013.
Explica luego, en su considerando quinto, que el artículo 123 bis del Código Tributario confiere al contribuyente un plazo de 15 días hábiles para pedir reposición de las liquidaciones, y en caso de no haberse hecho es posible presentar un reclamo dentro de 90 días hábiles, y que sólo si no se hubiese presentado este último es posible deducir una Solicitud de Revisión de la Actuación Fiscalizadora conforme con el artículo 6 letra B) N° 5 del Código Tributario. Concluye por ello, en su razonamiento octavo, que con la nueva presentación de 21 de diciembre de 2011 de Solicitud de Revisión de la Actuación Fiscalizadora la contribuyente se pretende procurar un nuevo plazo para reclamar; y establece en su motivo noveno que el acto impugnado no califica dentro de aquellos reclamables a la luz del artículo 124 del Código Tributario, ya que no se trata de una liquidación, giro ni resolución que incida en la determinación de un impuesto o en los elementos que sirven de base para ello, sino que ha sido expedido en el marco de un procedimiento que busca que las actuaciones de fiscalización nazcan en procesos exentos de vicios y la corrección formal de los actos individuales que los componen.
Cuarto: Que, en la forma que se ha planteado el recurso, han quedado inalterables los hechos de la causa reseñados en los motivos primero a cuarto de la sentencia de segundo grado. En ese contexto, la aplicación que los jueces del fondo han efectuado de los artículos 123 bis y 124 del Código Tributario es correcta. En efecto, no es posible soslayar un hecho fundamental para la decisión de la litis, cual es que las liquidaciones N° 8 a 19 efectuadas a la contribuyente fueron notificadas por cédula el 03 de junio de 2011, por lo que contaba a partir de esa fecha con el lapso fatal de 90 días para reclamar en contra de ellas, cuestión que no hizo. Así, lo cierto es que al momento de presentar la Solicitud de Revisión de la Actuación Fiscalizadora de 21 de diciembre de 2011, amparada en las facultades del artículo 6 letra B) N° 5 del Código Tributario, ya había precluído la posibilidad de la contribuyente de alzarse en contra de dichas liquidaciones a través del procedimiento de reclamo del Título II del Libro III del código del ramo. Por lo mismo, la solicitud de marras, en que no se rebate el contenido de las liquidaciones sino que se discute en exclusiva sede administrativa sobre eventuales vicios en la tramitación del procedimiento que culminó en la determinación de las diferencias impositivas, está fuera del margen de pretensiones que para el reclamo admite el artículo 124 del Código Tributario, norma que consagra la facultad del contribuyente de instar por la revisión judicial de la efectividad de las bases que sustentaron los tributos cobrados. Así, queda claro que el contribuyente impetró el presente reclamo ya vencido el plazo para hacerlo desde la notificación de las liquidaciones en comento, por lo que no es admisible a tramitación desde ese punto de vista; pero tampoco se encontraba habilitado para reclamar judicialmente de la resolución que denegó su pretensión de nulidad administrativa, ya que esta última versa sobre materias distintas de las que pueden ser objeto de reclamo, y por ello tampoco es admisible desde esta arista. En consecuencia, resulta nítido e indiscutible que la decisión de los jueces del fondo es correcta, y por lo mismo es plausible rechazar el recurso de casación en cuenta, por manifiesta falta de fundamento.

Por estas consideraciones, y de conformidad con lo previsto por el artículo 782 del Código de Procedimiento Civil, se rechaza el recurso de casación en el fondo deducido en lo principal de fs. 131, en contra de la sentencia de veintidós de agosto de dos mil trece, escrita de fs. 127 a 128 vta.

Regístrese y devuélvase.

Rol N° 7100-13

Pronunciado por la Segunda Sala integrada por los Ministros Sres. Milton Juica A., Hugo Dolmestch U., Pedro Pierry A., Carlos Künsemüller L. y Haroldo Brito C.



Autorizada por la Ministro de Fe de esta Corte Suprema.



En Santiago, a cuatro de noviembre de dos mil trece, notifiqué en Secretaría por el Estado Diario la resolución precedente.